Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
 
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
   
  
OPINION // HOY HE VUELTO A VER UN TELEDIARIO

J

Jesús Ojeda Ramírez

Pocas cosas puede un ser humano rechazar si la necesidad obliga, esa es una cruda realidad que España vivió y que hoy, como siempre, otros países están viviendo. La causa nunca la genera el pueblo soberano por mucho que algunos se llenen la boca diciéndolo, la tienen siempre muy pocos y a veces tan solo uno, normalmente torpe pero ambicioso.

Para generar el caos, pocos, bien organizados, estratégicamente colocados y una masa abducida, desde la demagogia y las medias verdades, y son más que suficientes para llevar a un pueblo al enfrentamiento y a la ruina.

El venerado deporte de la envidia, el reconocido valor de la ambición, el inconfundible don de la soberbia y el divino toisón de la mediocridad, hacen que cualquier mindundi intente y hasta consiga sojuzgar a una mayoría que lo único que ansiaba era tener la fiesta en paz y que las cosas no le fueran peor, pero ahí es donde radica el mal, en que los que pueden no quieren "meterse en líos" y en cuanto se distraen están hasta el cuello y ya sin poder hacer nada y luego los yo creía, yo no pensaba y otras paráfrasis por el estilo.

Echar un vistazo y poner un oído a la política actual española es como para meterse en una patera y marcharse al Kalahari. Ni respeto, ni argumentos, ni consultas, ni programas, ni tan siquiera educación, todo ocurrencias, improvisaciones, insultos, descalificaciones, enjundias, complots, pero eso sí sueldos pa jartarse de reír, ellos claro, el resto de los españoles llenos de indignación y vergüenza ajena. De Cataluña realmente parece que no interesa hablar, ni de la infame situación dictatorial a la que el Torras y Cia. pretenden llevar a un Pueblo de España, con la aparente indiferencia de este Gobierno de conveniencias y de hipotecas varias y sustanciosas para los independentistas, a la revuelta social, sólo se hace eco, para nada, de las paridas que salen de las bocas de unos impresentables vividores y chantajistas emocionales que se ponen un lacito amarillo. ¿Qué pasa con papá y mamá Puyol? ¿Ya no existe Artur Más? ¿Qué diálogo ni qué narices para los que quieren romper la Unidad de España? La dimisión del actual Presidente Sanchez, por dignidad de la Nación, debería ser un clamor en las calles, en la oposición y en su propio partido. Vamos de sorpresa en sorpresa, de viernes en viernes, igual nos sube el gasoil, que la luz, que los impuestos, que dimiten ministros pringados, que se deja a un Magistrado que defiende los intereses de España a culo visto, que se le venden bombas inteligentes (que se sabe a dónde van a ir a parar), los mismos que se rasgaron las túnicas en su día porque ellos eran anti belicistas, seis mil puestos de trabajo contra sesenta mil muertos, (tocan a diez muertos civiles por barba). Se comportan y expresan peor que en las cloacas sociales y de la gramática hacen unos zorros incluyendo a la Vicepresiden-te. La Ministra de Cultura poniendo en boca de Aristóteles lo que que dijo el jurista Domicio Ulpiano y como éramos pocos y parió la abuela, el Ministro missing, es decir, Pedro Duque, presunto escamoteador de dos viviendas a Hacienda. ¡Quién da más por menos!

Lo malo es que esta situación está generando un malestar social que se polariza día tras día y en vez de ir evolucionando para bien y hacia adelante parece querer abocarnos al primer tercio del siglo XX. Pero supongo que los ínclitos, llegado el caso, como casi siempre, y con los bolsillos bién llenos, también como siempre, podrán poner pies en polvorosa para exiliarse y ahí os quedais pardillos. Cuando veo en las Comisiones de investigación la desvergüenza y la caradura de algunos "interrogadores" que piden la verdad al interrogado y al mismo tiempo mienten más que hablan y tiene detrás más causas para callarse que para echar en cara actitudes y presuntas irregularidades a los demás, es para indignarse y mandarlos a tomar vientos o al carajo mismamente. Llamarles hipócritas es como si les resbalara, les dolería bastante más si se les suspendiera de empleo y sueldo ad vitam por mentirosos y a vivir de lo que se busquen en las listas del paro y sus doctorados cum fraudem.

Hablo evidentemente desde el desencanto y el hastío de tanta estulticia por parte de unos y la más sórdida pasividad de los demás. Si no hubiera tanta mierda casi oculta en el as y en el envés de la política actual y de sus innegables influencias en todos los estamentos, no estaríamos hablando de "diálogos" "tolerancias" y "buenismos" varios, sino de aplicación de justicia pura y dura nada más, pero hasta eso se ha convertido, o parece haberse convertido, en una especie de moneda de cambio y de paño caliente que ha hecho que los españoles piensen que realmente la Justicia no es igual para todos y tenga un solemne descrédito en Europa. No hay más que ver las descalificaciones hechas desde Estrasburgo a sentencias españolas, una y otra vez; de los fallos recurridos en Primera instancia, los que pueden recurrir, que esa es otra, y darle la vuelta a la sentencia dada, lo que revierte en una inseguridad generalizada. al menos a nivel de calle. A cualquier otro profesional un error y se le cae el pelo y no hay colega para recurrir, ni para que mire para otro lado por aquello, tal vez, del consabido corporativismo, del que tanto acusan a los demás profesionales. ¿Quien te tocó? ¿Qué te salió? ¿Vas a recurrir? Seguro que para echar la Primitiva se hace uno menos preguntas.

Ahora volvemos al No es No y a aquello de qué parte del No no entiende, y ya sabemos el ridículo bochornoso que hizo. Prometió elecciones sobre la marcha, pero qué tendrá la poltrona que tiene tanto poder de querencia y contumaz permanencia, así se vaya España a freír puñetas, si ya lo decía aquel gran clérigo y escritor cordobés: Ande yo caliente, ríase la gente. Y aprovechando que el Pisuerga tiene días que pasa por Valladolid: Sr. Sánchez sea serio, ahora que las encuestas del CIS le son tan favorables, y podrá estar en la Moncloa per secula seculorum, no se deje ir y convoque ¡¡ELECCIONES YA!!

Jesús Ojeda Ramírez
2 comentarios
13 veces compartido
4Tú, Elisa Muñoz Fernandez y 2 personas más
Me gusta
Comentar
Comentarios
Elisa Muñoz Fernandez
Elisa Muñoz Fernandez Yo sigo resistiendo..jajajajaja
1
Administrar
Me gusta
· Responder · 4 d
Julio Fernandez Pastor
Julio Fernandez Pastor Es pura realidad lo manifestado




Fuente: Fuente: Jesús Ojeda Ramirez
Fecha: 02/10/2018
   
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Buscar
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Menú privado
Login: 
Passwd: 
¿Perdió su passwd?
Deseo registrarme
test
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Noticias
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos 1111


$head = '

Ver todas  Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Suscripción
Escriba su correo electrónico.
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
www.torremolinosnoticias.es
Torremolinos Noticias - Periódico digital de Torremolinos
diseño web. |  Aviso legal |  Política de privacidad  |